Por favor espere...


7 Alimentos que te causan cáncer. . .Sábes que mucho de lo que comes, y bebes a diario y los antojitos que te entretienen causan cáncer. . recomienda limitar el consumo de carnes rojas. . limitar el consumo de alimentos salados o preservados con sodio, y evitar bebidas azucaradas y carnes procesadas. . .

Alimentos que debes evitar ó limitar en tu dieta: . .

1. Carnes procesadas. .
La mayoría de las carnes procesadas como jamón. tocino. salchichas, El nitrito de sodio y el nitrato de sodio aumentan ignificativamente el riesgo de cáncer del cólon, y otras formas de cáncer. . Si tanto te gustan, mejor escoge productos de carne sin curar y sin nitratos, que provengan de animales alimentados con yerba. . .

2. Refrescos. .
Cargados de azúcar. químicos, y colorantes. los refrescos de soda acidifican el organismo, y literalmente alimentan las células cancerosas. . El químico que les da el color caramelo, y su derivado también hán sido específicamente ligados a causar cáncer. . .

3. Tomates enlatados. .
El forro de la mayoría de los alimentos enlatados contiene, un químico que actúa como estrógeno é interrumpe la actividad hormonal en el cuerpo. . Se le vincula a enfermedad cardiaca. daño intestinal. infertilidad, y otros problemas del sistema reproductor. . Los tomates enlatados son más peligrosos porque su alta acidez causa que el químico les penetre. . .

4. Aceites hidrogenados. .
Estos son comúnmente utilizados para conservar los alimentos procesados y mantenerlos estables. . Sin embargo, los aceites hidrogenados alteran la estructura y la flexibilidad de las membranas celulares en todo el cuerpo. . lo que puede conducir a una serie de enfermedades debilitantes como el cáncer. . Algunos fabricantes están eliminando gradualmente el uso de estos aceites, y sustituyéndoles con aceite de palma, y otras alternativas más seguras, pero todavía las grasas son ampliamente utilizadas en los alimentos procesados. . .

5. Bebidas alcohólicas. .
El consumo de bebidas alcohólicas está directamente vinculado al cáncer de mama. cólon. de laringe. hígado. esófago. calidad bucal, y faringe, y es causa “probable” de cáncer de páncreas. . .

6. Patatas fritas. .
Las patatas fritas están hechas con aceite hidrogenado, y frito á altas temperaturas. . Algunas cadenas de comida rápida incluso añaden azúcar a sus patatas para hacerlas más irresistibles. . No solo bloquean las arterias con grasas saturadas y grasas transgénicas, Deberían llamarse “patatas cancerígenas”. . .

7. Comidas saladas. .
Las comidas saladas ó conservadas con sal, están relacionadas con el cáncer de estómago y de la nasofaringe. . Además, aumenta el riesgo de morir por problemas cardiovasculares. . Se recomienda disminuir el consumo de la sal, y verificar la cantidad de sal que tienen los productos elaborados y conservados. . .

¿Qué debemos consumir para disminuir el cáncer?. .

Fibra. .

La fibra disminuye el riesgo de cáncer de colon y recto hasta en un 25%. . Esto incluye las frutas. y verduras. cereales integrales. pan. y arroz integral. ente otros. . Se sugiere aumentar la fibra eligiendo comidas integrales cuando es posible. . Muchas frutas y vegetales tienen un alto contenido en fibra. como arvejas. espinaca. manzanas. palta. peras. . Otras verduras y frutas que contienen moderada cantidad de fibra son: . el choclo. brócoli. zanahoria. y naranja. . .

Pescados. .

El pescado puede reducir el cáncer intestinal. si bien aún faltan estudios concluyentes. .Se recomienda comer más pescado. reemplazando así las carnes rojas, ó procesadas. . .

Té verde. .

Algunos estudios evidenciaron que el té verde redujo el riesgo de cáncer de mama. próstata. boca. estómago, é intestino. . La mayoría de estos estudios se hicieron en países orientales, sin embargo, no fue confirmado en países occidentales. . Probablemente esto fue porque en los países occidentales no se ingiere gran cantidad de té verde. .

El té verde posee unas sustancias naturales llamadas catequinas. teniendo 3 a 10 veces más concentración que en el té negro. . Se hádemostrado en laboratorio que estas catequinas, pueden bloquear el crecimiento de cáncer. a través de la prevención del daño del A,D,N. celular, al barrer los radicales libres, bloqueando el crecimiento de células tumorales,y deteniendo la activación de cáncer causado por químicos. . Sin embargo, se requiere de más estudios para confirmar estas evidencias

OBESIDAD CIRUGÍA BARIÁTRICA Y LAPAROSCÓPICA
Dr. Luis Campana Olazábal
99970.5733 / 97755.6436 Fijo: 424-0864
lucho.campana@gmail.com
Jr. Huaraz 1425 (Espalda del Hospital del Niño)
http://obesidad-cirugiabariatrica.com.pe


CANCER-DE-COLON.jpg

Conforme datos estadísticos, el cáncer de colon se lleva de año en año la vida de prácticamente cuarenta personas. Es una de las enfermedades que más nos preocupan, sin embargo, cabe decir que es asimismo uno de los cánceres que mejor pronóstico tienen, siempre que se traten en las primeras fases.

Primeramente, debemos decir que el cáncer de colon, como cualquier otro, no podemos prevenirlo al cien por ciento , en tanto que es imposible supervisar todas y cada una de las variables. Sin embargo, el sostener una conveniente calidad de vida y una adecuada nutrición hará, indudablemente, mucho por nuestra salud. Por eso el día de hoy deseemos darte unas pautas básicas con las que procurar prevenir este inconveniente en la medida de nuestras posibilidades.

Merece la pena ponerlo en práctica. Por nuestra salud y nuestra calma.

UNO: NIVEL ADECUADO DE FIBRAS EN TU ORGANISMO
¿Cuánta fibra consumes al día? A veces, debido a nuestro ritmo de vida, nos limitamos a comer veloz y la primera cosa que veamos en la nevera. Por eso recurramos a el alimento precocinada, a congelados y a todos esos comestibles ricos en grasas sobresaturadas, sal y harinas blancas que tan bastante difíciles son de digerir para nuestro organismo.

Nos sobresaturamos, intoxicamos nuestro hígado y los intestinos dejan de optimar sus funciones básicas, al unísono que enferman el colon al llenarlo de elementos dañinos. Hay que ser siendo conscientes de ello y de la relevancia de elevar el consumo de fibra alimenticia. Tienes que saber, puesto que, que es indispensable ingerir entre veinticinco y treinta y cinco gramos de fibra al día.

Toma nota de qué comestibles no pueden faltar en tu dieta:

Cereales integrales.
Avena.
Centeno.
Arroz integral.
Harinas integrales.
Legumbres.
Frutas.
Frutos secos.
Hortalizas de hoja verde.
Verduras como la remolacha (betabel), la zanahoria, la berenjena, la alcachofa…

DOS: EVITAR LAS GRASAS DAÑINAS PARA NUESTRA SALUD
Como sabes, existen ácidos grasos que son saludables para nuestro organismo, como es el caso del aceite de oliva, o bien las grasas provenientes de los pescados azules o bien el salmón. Todos forman una parte de la que se considera la mejor dieta del mundo: la mediterránea.

Ahora bien, las grasas provenientes de las carnes rojas, de los azúcares, de la bollería industrial, etcétera son grandes oponentes para nuestra salud y uno de los favorecedores de la aparición del cáncer de colon. Evítalas. Tienes que saber que, cuando consumimos muchas grasas, precisamos elevar la dosis del ácido biliar para procesarlas y esto, al final, afecta de forma directa a nuestro colon. Es peligroso.

TRES: ELEVAR LA DOSIS DE ANTIOXIDANTES EN NUESTRO ORGANISMO, ES MUY PERO MUY IMPORTANTE

¿Y si comenzamos el día con una cucharada de aceite de oliva con unas gotas con limón? Asimismo va a ser estupendo si escoges tomar en ayunas un vaso de agua templada con jugo de limón. Es un modo fantástico de depurar el organismo y de conseguir un “cóctel” muy conveniente de antioxidantes.

Es cuestión de tomar conciencia de ello, de aceptar el firme propósito de mudar nuestra dieta y de elevar las dosis de antioxidantes, con los que robustecer nuestras defensas luchando los radicales libres que producen el cáncer.

Las frutas y los vegetales con alto contenido de vitamina liposolubre A, C y Y también son ideales para conseguir esos niveles más elevados de antioxidantes, con lo que incluye en tu dieta los próximos alimentos:

Naranjas y limones.
Papayas.
Zanahorias.
Fresas.
Arándanos.
Fresas.
Kiwis
CUATRO: AUMENTAR LA DOSIS DE ÁCIDO FÓLICO SOBE TODO AL APROXIMARNOS A EDAD MADURA
Diferentes estudios nos revelan la relevancia de elevar nuestros niveles de ácido fólico para prevenir el cáncer del colon. El ácido fólico se conoce asimismo como vitamina B9 y es quien robustece y mejora las funciones de todas y cada una esas células que forman el sistema digestible, desde el estómago hasta el colon. Las optima y las resguarda.

Así, no vaciles en tomar suplementos si lo crees preciso. Puedes preguntar con tu médico a fin de que te los prescriba o bien puedes hallarlo en las farmacias o bien tiendas naturales. Sin embargo, asimismo puedes conseguir ácido fólico a través de una conveniente nutrición. Estos son los comestibles que pueden asistirte a ello:

El jugo de naranja natural y recién hecho.
La col rizada.
Las espinacas.
El brócoli.
Las acelgas.
Las lentejas.
Los espárragos.
Los repollos.
El melón.
El plátano.
CINCO: AUMENTA EL CONSUMO DE LA VITAMINA D

El primordial inconveniente está en que la vitamina liposoluble D no es muy rebosante en los comestibles, por eso debas charlar con tu médico a fin de que te haga los pertinentes análisis y valore si precisas o bien no acrecentar el nivel de esta vitamina. Si es de este modo, te recetará unos complementos que te van a ser de mucha ayuda. Sin embargo, toma nota asimismo de esas fuentes naturales que pueden asistirte a fortalecer tus niveles de vitamina D:

Toma el sol toda vez que puedas, mas de manera cuidadosa de no hacerlo en esas horas centrales del día, entre las doce y las quince, cuando es más intenso.
El salmón y las sardinas.
El hígado de pollo.
La leche enriquecida con vitamina liposoluble D que podemos localizar en nuestros supermercados frecuentes.


obesidad-en-lima2.jpg

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. En el Perú, lamentablemente la mayoría de peruanos sufre por este mal.

Según el reciente Estudio de Enfermedades Transmisibles y No Transmisibles del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el 53.2% de la población peruana de 15 años a más padece de exceso de peso.

Mientras el 35.5% de los peruanos presenta sobrepeso, un 17.8 sufre de obesidad. En ambos casos los índices son mayores en las mujeres, en Lima y en las ciudades de la costa peruana.

Pero no solo eso. Según un estudio del Instituto Nacional de Salud, de un total de 2’318,980 niños menores de 5 años evaluados en 2014, se halló que el 6.84% presentó sobrepeso, mientras que 2.42% tiene obesidad.

Las elevadas tasas han hecho que el Perú se encuentre en el puesto número tres del ránking de países con mayor obesidad de Latinoamérica, después de México y Chile.

¿Por qué aumentó el sobrepeso en el Perú? La mejora del nivel socioeconómico y su relación con el consumo de más comida ‘chatarra’, alimentos procesados y con mucha azúcar, unida al sedentarismo, parecen ser la explicación de este fenómeno.

Ojo con las complicaciones

Si estás entre este grupo de peruanos, debes tener cuidado. El endocrinólogo Walter Maceda, del Instituto Peruano de Paternidad Responsable, advirtió que el exceso de peso afecta el metabolismo de las personas y puede ocasionar resistencia a la insulina.“Es muy peligroso, pues en ese estado la insulina no trabaja y puede ser responsable de enfermedades como hígado graso, hipertensión, diabetes, alteración de los lípidos, poliquistosis ovárica y hasta ciertas neoplasias”, advirtió.

El médico detalló que el sobrepeso, además, puede ocasionar aterosclerosis. Esta es una enfermedad en la que el interior de las arterias se llena de sustancias grasas y limita el flujo de la sangre, pudiendo causar infartos, muerte súbita o un accidente cerebrovascular.

“Para evitar esto la prevención del sobrepeso es fundamental. Se debe tener una buena alimentación, realizar actividad física y chequeos periódicos que deben empezar desde antes que uno nazca, con el control prenatal”, dijo.

Pero además Maceda indicó que en el país faltan políticas de salud para combatir la obesidad.

“Hace tres años se aprobó una Ley de Promoción de la Alimentación Saludable, cuya reglamentación permitirá identificar en los envases de los productos si los alimentos son saludables o no. Lamentablemente hasta ahora el reglamento no ha sido aprobado por la presión de los empresarios. Esperamos que el nuevo gobierno lo haga”, enfatizó.

El especialista advirtió que si no se adoptan medidas urgentes la salud de la población seguirá empeorando.

En ese sentido, refirió que un estudio ha comprobado que el 40% de la población de niños obesos a los 7 años lo seguirá siendo de adulto, al igual que el 80% de adolescentes.

Otros tratamientos

Por otro lado, el experto en cirugía bariátrica Antonio Lahoud señaló que además de la alimentación el principal factor de riesgo para ser obeso en el Perú es la genética.“Si el papá y la mamá son obesos es muy probable que el niño de adulto sea obeso. Pero esa situación se puede evitar con hábitos de vida saludables”, mencionó.

Asimismo, refirió que para los adultos que ya están en un rango de obesidad que pone en peligro su salud una alternativa para bajar de peso es la cirugía bariátrica, la cual reduce el tamaño del estómago y la absorción que se realiza en los intestinos.

Este tipo de cirugía se puede realizar en pacientes desde los 18 a los 68 años, previa evaluación del caso médico. Sin embargo, Lahoud aclaró que esta alternativa no es para pacientes con sobrepeso y debe ser la última alternativa si el paciente no baja de peso con la dieta, nutrición, ejercicios y psicología.

“Los pacientes deben tener claro que serán operados para bajar de peso, pero no del cerebro. Ellos deben mentalizarse en que, así como otros tratamientos para la obesidad, este requiere de cambios en el estilo de vida y de mantener dietas saludable después de la cirugía, para así lograr un resultado exitoso”, advirtió.

No obstante, Lahoud enfatizó que antes se debe insistir en una dieta saludable y realizar mucha actividad física. “La fórmula es una sola, no hay recetas mágicas”, indicó.


6A5986C1-8C36-48E0-A86A-A7E477D4C8EE.jpg__680__460__CROPz0x680y4601.jpeg

Concepto

Después de su cirugía usted necesitará realizar cambios en sus patrones alimenticios. Nuestra coordinadora bariátrica, su cirujano y nutrióloga le ayudarán con este proceso. Es muy importante que siga sus recomendaciones e instrucciones inmediatamente después de la operación.

El tamaño de su reservorio gástrico es aproximadamente de 1 onza o una a dos cucharas soperas. Su capacidad inicial será algo limitada, tenga paciencia. Podrá darse cuenta que 2 o 3 cucharadas de comida lo llenarán. Esto es de esperarse. También encontrará que puede comer más de un tipo de alimento que otro. Eso también es normal. Al pasar algún tiempo su bolsa gástrica se estirará; aproximadamente seis meses después de la cirugía podrá aceptar de 8 onzas a 1 taza. A largo plazo, el tamaño de su reservorio podrá llenarse con 8 a 12 onzas o 1 a 1½ tazas. Así pues, la cantidad de alimento que puede podrá consumir a la vez, es limitada.

La cirugía estás diseñada para restringir sólidos, no líquidos, así que los líquidos que beba no lo harán sentirse satisfecho. Tampoco debe tomar líquidos durante o inmediatamente después de la comida, pues colará el alimento como con un chorro de agua a través de la bolsa gástrica y por lo tanto no conseguirá una sensación prolongada de saciedad, lo cual le ayuda a comer menos; sin embargo, permanecer hidratado y beber mucha agua durante el día es muy importante. Usted necesitará aprender a comer y masticar lentamente.

Dieta para bajar de peso después de la cirugía 

Cantidad y selección de los alimentos

Se recomienda que usted coma solamente tres comidas pequeñas al día. La fuente primaria de su nutrición debe ser proteína. 70 a 75% de todas las calorías consumidas deben ser a base de proteínas (huevo, pescado, carne, etc.) Los carbohidratos (pan, papas, etc.) deben incluyen solamente del 10 a 20%, y las grasas (mantequilla, queso, etc.) solamente 5 a 15% de las calorías que usted come. Su dieta debe consistir en 600 a 800 calorías y debe consumir 75 gramos de proteína diaria durante los primeros 6 meses. Las bebidas de proteínas pueden ayudarle a satisfacer sus requisitos proteicos. Hay varias a elegir, escoja sin embargo las bajas en calorías y azúcar.

Usted precisará tomar buenas resoluciones alimentarias y aprender a eludir los comestibles inconveniente, como altos en fibra y grasa, y comestibles secos, puesto estos son más bastante difíciles de digerir para su reservorio del estómago. Las opciones nutritivas incluyen fruta y verduras, proteína magra, un tanto de pan y cereal, y ciertos productos lácteos.

Evite los comestibles que poseen azúcar; los comestibles que tienen una fuente concentración de calorías con poco valor alimentario, como malteadas, miel, mermeladas y pasteles, se deben eludir tanto cuanto resulte posible. ¡No solo retrasarán su pérdida de peso, sino más bien pueden enfermarlo! El azúcar puede ocasionar el síndrome de vaciamiento veloz (dumping) en pacientes que han recibido el bypass gástrico.


obesidad-1200x800.jpg

Peligros y beneficios del bypass gástrico en la tercera edad
Conforme a una investigación comparativo entre pacientes jóvenes y de edad avanzada que fueron sometidos a un bypass gástrico, los resultados no cambian en dependencia de la edad. O sea, los pacientes mayores pierden tanto peso como los pacientes jóvenes, y tras la cirugía, enfermedades como la diabetes presentan una remisión en pacientes de los 2 rangos de edad.

La cirugía bariátrica es segura para adultos mayores

El tener edad avanzada no acrecienta el peligro de la cirugía bariátrica, ni empeora el resultado.

Este resultado es ofrecido por la Sociedad Americana de Cirugía Metabólica y Bariátrica. Además de esto el perder peso en pacientes mayores no acrecienta el peligro de dificultades, como no lo hace en los jóvenes.

Los pacientes mayores presentan más dificultades pulmonares y cardíacas mas menos incidentes de sangrado y inconvenientes con la sanación de la herida que los pacientes jóvenes. Las tasas de re admisión en el centro de salud y de mortalidad fueron afines tanto en jóvenes como en adultos mayores.

El doctor Willkomm apunta que “a pesar de las dificultades de salud que se tengan debido a la obesidad, la edad no significa un aumento en el peligro de posibles dificultades blog post operatorias.” Además de esto comenta que el perder peso es afín en los dos conjuntos a los doce y veinticuatro meses tras la cirugía.

El resultado de los estudios muestra que la cirugía para bajar de peso es segura así como eficaz en los pacientes mayores de sesenta y cinco años. Existen todavía preocupaciones sobre los peligros de la mortalidad debido a la cirugía bariátrica en adultos mayores con obesidad. No obstante, no existen datos significativos que justifiquen esta preocupación.

Para conocer los peligros y beneficios de aspirantes a cirugía mayores contra aspirantes jóvenes, los estudiosos examinaron los expedientes de todos y cada uno de los pacientes que se sometieron a cirugía de bypass gástrico en Baylor del dos mil cinco al dos mil ocho.

De mil cuatrocientos setenta y cuatro pacientes que se efectuaron esta cirugía, cien tenían sesenta y cinco años o bien más.

El promedio de edad en los pacientes mayores era de sesenta y ocho, y con promedio de índice de masa anatómico ya antes de la cirugía de cuarenta y cinco.

Las mujeres representaron el setenta y cinco por ciento de los pacientes de edad avanzada.

El promedio de IMC y la edad fueron afines en los mil trescientos setenta y cuatro pacientes menores de sesenta y cinco años.

Las dificultades médicas ya antes de la intervención en adultos mayores incluyeron apnea del sueño en más del cuarenta por ciento , diabetes en más del sesenta por ciento y también hipertensión en un ochenta por ciento .

Los pacientes jóvenes tuvieron una pre-valencia del treinta por ciento de apnea del sueño y diabetes y de cincuenta y cinco a sesenta por ciento de hipertensión.

El tiempo de la cirugía y el tiempo que pasaron en el centro de salud fue afín en los dos conjuntos, como las tasas de re-admisión.

Las dificultades artículo operatorias fueron bajas en los 2 conjuntos.

El promedio de peso perdido a los 12 meses fue de setenta y cinco por ciento y de ochenta y tres por ciento a los veinticuatro meses en adultos mayores, al paso que los jóvenes tuvieron un promedio de pérdida de peso de setenta y ocho por ciento en las un par de ocasiones.

Con respecto a la diabetes, en los adultos mayores hubo una remisión del sesenta y tres por ciento , al tiempo que en los jóvenes fue de sesenta y nueve por ciento .

La hipertensión se controló en un veintitrés por ciento de los pacientes mayores y en jóvenes en un cuarenta y cinco por ciento .


bariatrica1-1200x600.jpg

Restauración de la cirugía bariátrica

El tiempo promedio de estancia en el centro de salud es de un par de días para la cirugía bariátrica laparoscópica y de 3 a 5 días más o menos para la cirugía de bypass gástrico abierta. El tiempo de restauración es más o menos de 2 a 6 semanas, conforme el género de operación, su condición y el género de trabajo que efectúa, entre otros muchos factores.

Consideraciones postoperatorias para la cirugía para la obesidad

El tiempo de sanación y el éxito en un largo plazo tras la cirugía de bypass gástrico depende en buena medida de sus hábitos de dieta y ejercicios. Tras la cirugía bariátrica, el cumplimiento de las pautas del cirujano respecto al acondicionamiento físico y la alimentación reducirá el peligro de dificultades y va a aumentar las posibilidades de que quede satisfecho con el resultado.

Dieta

He de estar presto a hacer cambios radicales en su dieta tras someterse a una cirugía bariátrica. El estómago se reducirá a un tamaño mucho menor y, como resultado, la cantidad de comestible que puede comer es limitadísima. A fin de asegurar una buena alimentación y salud, asimismo debe prestar mucha atención al género de comestible que ingiere. Algunos comestibles que eran bien tolerados ya antes de la cirugía pueden ocasionar malestar más tarde. Discutir su dieta con un dietista tanto ya antes como tras la cirugía bariátrica puede prepararlo para hacer elecciones saludables y también informadas con relación a los comestibles.

Ejercicio

El ejercicio juega un rol esencial tras la cirugía bariátrica. Los pacientes ingieren muchas menos calorías justo después de la cirugía, lo que en ocasiones hace que el organismo reaccione tal y como si estuviese famélico. En la busca de más energía, el organismo puede empezar a abrasar músculo en lugar de grasa. Para eludir esto, es esencial empezar a ejercitarse con regularidad tan pronto como resulte posible. Esto altera el metabolismo de forma que el organismo empieza a abrasar grasa en vez de músculo. El ejercicio asimismo ayuda a los pacientes a bajar de peso en forma más veloz.

Apoyo progresivo

Unirse a un conjunto de apoyo es de las mejores cosas que puede hacer un paciente tras la cirugía bariátrica. La cirugía bariátrica requiere muchos cambios en el modo de vida y la conducta, y los pacientes en general precisan el apoyo de sus familiares, amigos y profesionales del cuidado de la salud para asistirlos a pasar por los instantes bastante difíciles.

Converse sobre el tratamiento con un cirujano bariátrico cerca de donde vive

Si está considerando una cirugía de bypass gástrico o de manga gástrica, es esencial que entienda de qué forma sus hábitos de dieta y ejercicios cambiarán tanto ya antes como tras la cirugía bariátrica. El único modo de diseñar un plan de cirugía para la obesidad conveniente es charlar con el cirujano personalmente.


6A5986C1-8C36-48E0-A86A-A7E477D4C8EE.jpg__680__460__CROPz0x680y4601.jpeg

La resolución de someterse a cirugía bariátrica afectará su modo de vida a lo largo de los años venideros. Cuando decide someterse a la cirugía de bypass gástrico, debe alterar su régimen de ejercicios y dieta, tanto ya antes como tras la cirugía bariátrica. Esta página da más información sobre las preparaciones pre y posquirúrgicas que va a deber tomar en consideración para el tratamiento de cirugía bariátrica.

Preparación preoperatoria para la cirugía bariátrica

Ya antes de someterse a cualquier clase de cirugía bariátrica, es esencial que los pacientes prosigan estrictamente las indicaciones del médico y se notifiquen sobre los peligros y las ventajas potenciales del procedimiento. Prosiga estos consejos a fin de prepararse mentalmente para la cirugía para la obesidad:
Entienda el procedimiento quirúrgico y lo que debe aguardar más tarde.
Converse con personas que se hayan sometido a la cirugía para la obesidad.
Empiece a redactar un diario sobre su experiencia.

Haga que su familia le escriba una carta de apoyo.

Todos y cada uno de los pacientes deben conseguir asesoramiento prequirúrgico ya antes de someterse a una cirugía para la obesidad. Este asesoramiento lo va a ayudar a entender mejor que la cirugía bariátrica es solo parte de un abordaje multidisciplinario para bajar de peso. De ninguna forma debe considerarse a esta cirugía como una “solución rápida”. En vez de ello, los pacientes sometidos a la cirugía de bypass gástrico van a deber efectuar cambios para toda la vida en sus hábitos de dieta y ejercicios a fin de asegurar un resultado perdurable tras la cirugía bariátrica.

Terapia conductual

Una evaluación sicológica meticulosa es una parte esencial de la preparación quirúrgica de todo paciente que se someterá a una cirugía para la obesidad. Tras haber conversado con un médico sobre la posibilidad de la cirugía bariátrica, se reunirá con un sicólogo conductista capacitado en asesoramiento para los pacientes bariátricos. La evaluación incluirá sus antecedentes sociales, personales y siquiátricos.
Aparte de preguntarle los motivos de su deseo de someterse a la cirugía de bypass gástrico, el sicólogo conductista asimismo determinará si está listo para alterar su dieta y plan de ejercicios ya antes y tras la cirugía bariátrica. Los pacientes con la tasa más elevada de éxito en un largo plazo son aquéllos que cuentan con un sólido sistema de apoyo de sus familiares y amigos que están prestos a asistirlos tanto física como emotivamente.
Ciertas afecciones físicas y sicológicas pueden reducir la posibilidad de éxito de la cirugía bariátrica. Estas afecciones incluyen:
abuso de drogas o bien alcohol; depresión no diagnosticada y no tratada; esquizofrenia o bien otros trastornos de la personalidad.
La evaluación de un psicólogo conductista puede sacar a la luz estas afecciones. Así se deja a los médicos que las traten y le den mejores ocasiones de éxito tras la cirugía bariátrica.

Preparación física para la cirugía para la obesidad

Ya antes de la cirugía bariátrica se debe cumplir con un régimen meticuloso de ejercicios y dieta a fin de asegurar que su organismo esté listo tanto para la cirugía para los cambios radicales que padecerá en los meses siguientes al tratamiento.

Terapia de alimentación médica

Los aspirantes a la cirugía para la obesidad deben asistir con regularidad a un nutricionista matriculado con el objeto de determinar las necesidades dietéticas tanto ya antes como tras la cirugía bariátrica. Las necesidades caloríficas y nutritivas deben determinarse basándonos en los antecedentes médicos, el peso actual, las preferencias alimenticias y la frecuencia de las comidas. Entonces, los planes personalizados de comidas se pueden amoldar a los hábitos alimentarios, el modo de vida, el presupuesto y las necesidades nutritivas de cada paciente.

Terapia de actividades y acondicionamiento físico

El desarrollo de un plan personalizado de ejercicios y actividad física es uno de los pasos más esenciales de la preparación para la cirugía bariátrica. Este plan de ejercicios debe empezar con bastante antelación y debe reanudarse tan pronto como resulte posible tras la cirugía bariátrica. Todavía un pequeño incremento en el ejercicio puede progresar la flexibilidad, el rango de movimiento y el equilibrio de un paciente, como asimismo reducir las posibilidades de lesión y dolor.
Todo plan nuevo de acondicionamiento físico y dieta debe iniciar mucho tiempo ya antes de la cirugía bariátrica y ha de estar estrictamente supervisado por el médico. El médico dará al paciente una serie de pautas, que probablemente incluyan las siguientes:
Tome por lo menos sesenta y cuatro onzas (dos litros) de agua al día.
Deje de fumar al menos ocho semanas ya antes de la cirugía para la obesidad.
Suspenda el consumo de bebidas con cafeína.
Tome un complejo multivitamínico todos y cada uno de los días, salvo que sea alérgico o bien que el médico le recomiende no hacerlo.
Lleve un diario de comestibles detallado.
Haga por lo menos 3 comidas cada día y evite los bocadillos entre comidas. De momento, no se preocupe por las calorías, concéntrese en la conducta.
Empiece un programa de travesía de ser posible.
Tome nota de sus sentimientos todos y cada uno de los días para recordarse sobre su compromiso de iniciar un modo de vida nuevo y más saludable.
Asista a conjuntos de apoyo para pacientes que estén considerando la cirugía de bypass gástrico o bien otra cirugía para la obesidad.
Prosiga las indicaciones del médico respecto a los fármacos que pueda estar tomando para supervisar otras afecciones médicas.

El día de la cirugía

Por término medio, la cirugía para la obesidad lleva más o menos dos horas y se efectúa bajo anestesia general. Cuando es posible, la mayor parte de los cirujanos bariátricos usan la laparoscopía, un procedimiento por el que se introduce una pequeña cámara de vídeo en el abdomen del paciente. A través del laparoscopio, el cirujano puede visualizar el procedimiento en un monitor de vídeo separado. La cámara deja a los médicos efectuar una cirugía bariátrica ligerísimamente invasiva que emplea solo una pequeña incisión abdominal. En comparación con técnicas más invasivas, la laparoscopía tiene menos dificultades y los pacientes pueden reanudar el trabajo y otras actividades más de forma rápida. Asimismo hay un menor peligro de infección y ciertos estudios recientes han probado que los pacientes sienten menos dolor tras la cirugía bariátrica laparoscópica.


obesidad3.jpg

Conforme una investigación del Instituto Integración, un cincuenta y ocho por ciento de peruanos tiene un exceso de peso y un veintiuno por ciento padece de obesidad. Estos indicadores se consiguen al calcular el Índice de Masa Anatómico (IMC), una fórmula que se extrae de la altura y peso de la persona.
En el Perú la obesidad es un problema médico pública que avanza poco a poco más y más, mas que al instante no es equiparado con las cantidades de México, donde ya se trata de una situación crítica. Conforme a los últimos estudios del campo salud, más del sesenta y tres por ciento de la población entre los treinta y cincuenta y nueve años padece de sobrepeso o bien obesidad.

Un ranking publicado en el diario El Comercio muestra cuáles son las zonas de este país con mayor índice de obesidad. Además de esto, una lista de los países de América Latina con mayor número de ciudadanos obesos.

REGIONES CON MAYOR ÍNDICE DE OBESIDAD

Tacna veinticinco con seis por ciento

Ica veinticuatro,6 por ciento

Callao veinticuatro por ciento

Moquegua veinticuatro por ciento

Lima veinte por ciento

Madre de Dios veinte por ciento

RÁNKING DE LA OMS DE SOBREPESO EN LATINOAMÉRICA

México (64%) sesenta y cuatro con cuatro por ciento

Chile (63%) sesenta y tres,1 por ciento

Venezuela (62.3%) sesenta y dos con tres por ciento

Argentina (61.7%) sesenta y uno con siete por ciento

Uruguay (61.7%) sesenta y uno con siete por ciento

Perú (58.2%) cincuenta y ocho,2 por ciento

Colombia (56.5%) cincuenta y seis con cinco por ciento

Brasil (54.1%) cincuenta y cuatro con uno por ciento

Ecuador (54.1%) cincuenta y cuatro con uno por ciento

Bolivia (52.1%) cincuenta y dos con uno por ciento

Paraguay (48.5%) cuarenta y ocho con cinco por ciento


obesidad2.jpg

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o bien excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. En el Perú, desgraciadamente la mayor parte de peruanos padece por este mal.

Conforme el reciente Estudio de Enfermedades Transmisibles y No Transmisibles del INE y también Informática (INEI), el quinientos treinta y dos por ciento de la población peruana de quince años a más sufre de exceso de peso.

Mientras que el trescientos cincuenta y cinco por ciento de los peruanos presenta sobrepeso, un ciento setenta y ocho padece de obesidad. En los dos casos los índices son mayores en las mujeres, en la ciudad de Lima y en las urbes de la costa peruana.

Mas no solo eso. Conforme una investigación del Instituto Nacional de Salud, de un total de 2’318,980 pequeños menores de cinco años evaluados en dos mil catorce, se encontró que el seiscientos ochenta y cuatro por ciento presentó sobrepeso, al paso que dos.42 por ciento tiene obesidad.

Las elevadas tasas han hecho que el Perú se halle en el puesto número 3 del ranking de países con mayor obesidad de América Latina, tras México y Chile.

¿Por qué razón aumentó el sobrepeso en el Perú? La mejora del nivel social y económico y su relación con el consumo de más comida ‘chatarra’, comestibles procesados y con mucha azúcar, unida al sedentarismo, semejan ser la explicación de este fenómeno.

Ojo con las dificultades

Si estás entre este conjunto de peruanos, debes llevar cuidado. El endocrinólogo Walter Maceda, del Instituto Peruano de Paternidad Responsable, advirtió que el exceso de peso afecta el metabolismo de las personas y puede causar resistencia a la insulina.
“Es peligrosísimo, puesto que en ese estado la insulina no trabaja y puede ser responsable de enfermedades como hígado graso, hipertensión, diabetes, perturbación de los lípidos, poliquistosis ovárica y hasta determinadas neoplasias”, advirtió.

El médico especificó que el sobrepeso, además de esto, puede causar aterosclerosis. Esta es una enfermedad en la que el interior de las arterias se llena de substancias grasas y limita el flujo de la sangre, pudiendo ocasionar infartos, muerte súbita o bien un accidente cerebrovascular.

“Para eludir esto la prevención del sobrepeso es esencial. Se debe tener una buena nutrición, efectuar actividad física y chequeos periódicos que deben comenzar desde ya antes que uno nazca, con el control prenatal”, afirmó.

Mas además de esto Maceda señaló que en el país faltan políticas de salud para combatir la obesidad.

“Hace 3 años se aprobó una Ley de Promoción de la Nutrición Saludable, cuya reglamentación dejará identificar en los envases de los productos si los comestibles son saludables o bien no. Desgraciadamente hasta el momento el reglamento no ha sido aprobado por la presión de los empresarios. Aguardamos que el nuevo gobierno lo haga”, destacó.

El especialista advirtió que si no se adoptan medidas urgentes la salud de la población proseguirá empeorando.

En ese sentido, refirió que una investigación ha comprobado que el cuarenta por ciento de la población de pequeños obesos a los siete años lo proseguirá siendo de adulto, del mismo modo que el ochenta por ciento de adolescentes.

Otros tratamientos

Por otra parte, el especialista en cirugía bariátrica Antonio Lahoud apuntó que aparte de la nutrición el primordial factor de peligro para ser obeso en el Perú es la genética.
“Si el papá y la mamá son obesos es muy posible que el pequeño de adulto sea obeso. Mas esa situación se puede eludir con hábitos vitales saludables”, mentó.

Además, refirió que para los adultos que ya están en un rango de obesidad que pone en riesgo su salud una opción alternativa para bajar de peso es la cirugía bariátrica, la que reduce el tamaño del estómago y la absorción que se efectúa en los intestinos.

Este género de cirugía se puede efectuar en pacientes desde los dieciocho a los sesenta y ocho años, anterior evaluación del caso médico. No obstante, Lahoud aclaró que esta opción alternativa no es para pacientes con sobrepeso y ha de ser la última opción alternativa si el paciente no baja de peso con la dieta, alimentación, ejercicios y sicología.


obesidad1.jpg

La malnutrición hipoteca el futuro del país. En nuestros días uno de cada 2 pequeños menores de tres años padece de anemia; el dieciocho por ciento y once por ciento de pequeños de seis a nueve años tiene sobrepeso y obesidad respectivamente; y dos de cada tres adultos tiene exceso de peso.
La Obesidad infantil aumentó de tres por ciento a diecinueve por ciento en los últimos treinta años.

El número de pequeños y adolescentes obesos se acrecentó en ciertas zonas del país, de tres por ciento a diecinueve por ciento en las 3 últimas décadas, y sigue en incremento, notificó la Asociación Peruana de Estudio de la Obesidad y Aterosclerosis (APOA).

En Tacna, Moquegua y Lima Metropolitana existe mayor incidencia de obesidad en pequeños y adolescentes debido a la mala nutrición y poca actividad física, notificó María Isabel Rojas Gabulli, presidente de dicha asociación.

Conforme la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Perú ocupa el octavo sitio en el ranking mundial de obesidad infantil al lado de países como Chile y México. Los pequeños de 6 a 9 años son los más perjudicados.

Conforme María Isabel Rojas, la carencia de actividad física y la nutrición rica en azúcares y grasas, con pobre contenido de fibra (frutas y verduras) y proteínas, son los primordiales factores de peligro a fin de que los pequeños y adolescentes tengan obesidad; o sea, un exceso de veinte por ciento o bien más de peso en relación con el peso ideal para su edad, talla y género.

“Los pequeños que llegan obesos a los 8 años tienen hasta ochenta por ciento más posibilidades de ser obesos en la adultez y por este motivo es esencial prevenir la obesidad a edades muy tempranas y incluso ya antes, formando a la madre a lo largo de la gestación”, afirmó.

Los pequeños y adolescentes con obesidad presentan mayor peligro de desarrollar diabetes tipo dos, hipertensión, enfermedad cardiovascular (derrame cerebral y cardiopatías) y ciertos géneros de cáncer como: mama y colon.

A fin de que tengan una vida sana, los progenitores deben fomentar en sus hijos entre treinta y sesenta minutos de actividad física al día, asimismo la práctica de deportes y travesías. En tanto se debe eludir que pasen un buen tiempo viendo T.V. o bien conectados a los juegos de vídeo. “Mandar loncheras con productos naturales y agua sin azúcar, y eludir el consumo de dulces y frituras. Además de esto acrecentar el consumo de frutas, verduras y legumbres”


Cirugía de la Obesidad Cirugía Bariátrica

Visítenos en Jr. Huaraz N° 1425 - Breña - Lima 5 (Espalda del Hospital del Niño)
(01)424-0675 / (01)330-3065 /(01)330-2328
Telefax: (0511)424-0684
Cel: (0511)9970-5733 (0511)977556436
www.obesidad-cirugiabariatrica.com.pe
Email: lucho.campana@gmail.com

Últimos artículos

Cirugía de la Obesidad y Cirugía Bariátrica del Dr. Luis Campana Olazábal - Todos los Derechos Reservados 2017