Por favor espere...

Hombre-corriendo.jpg

➡CIRUGÍA DE LA DIABETES Y OBESIDAD

La cirugía metabólica o ‘by-pass’ metabólico es una intervención realizada por laparoscopia capaz de curar la diabetes tipo 2 en pacientes con menos de diez años inyectándose insulina, en los que solo toman antidiabéticos orales y en aquellos que aún tiene reserva pancreática, es decir, que el estado del páncreas permite hacer su función.
“Todas aquellas personas que tienen un IMC superior a 35 o que con un exceso de peso de 30 kg son #diabéticos, #hipertensos o padecen una enfermedad que se ve agravada por el exceso de peso, como la hernia de disco (columna) o infarto de miocardio, stent, etc., son pacientes indicados para esta cirugía, encaminada a curar la diabetes y aquellas enfermedades del metabolismo que la acompañan y que, tarde o temprano, van a producir la muerte o incapacidad del que las padece”.
Entonces, si esta técnica que está ampliamente reconocida en el mundo y avalada por organismos internacionales como la Federación Internacional de Diabetes, ¿por qué no se ha estandarizado desde los organismos sanitarios? A esta pregunta, el reconocido Dr. Ballesta responde afirmando que “no la quieren reconocer” y, lo que es más cuestionable, “se tardarán años en reconocer”.
El motivo se encuentra en la gran población afectada por la diabetes: en España por ejemplo seis millones, en el mundo 382 millones de personas. “¿Qué hacemos con estos pacientes que llegan al Sistema Nacional de Salud diciendo que quieren operarse? Esta cirugía es tan espectacular como para que todo el mundo la recomendara, pero ¿cómo damos abasto a la gran demanda? No se puede porque se comería los presupuestos, lo mismo ocurre con la cirugía de la obesidad”, afirma.
No obstante, estas cifras son preocupantes y reiteran la importancia de acciones inminentes. “Imagínate lo que puede suponer curar la diabetes, va a ser la cirugía que va a arrasar en el siglo XXI”, afirma convencido de que \”en este siglo se va a producir la estandarización de esta cirugía”.
Lo cierto es que todos los organismos internacionales entienden que debe ser vista, al menos, como alternativa para pacientes con mala respuesta farmacológica. “Es la mejor alternativa porque evita comorbilidades como la retinopatía diabética o el riesgo de amputaciones de extremidades”.
Concretamente, explica que por cada unidad porcentual que baja de la hemoglobina glicosilada –que es como se mide el nivel de diabetes– se reduce un 14 por ciento del riesgo de infarto del miocardio; un 37 por ciento del riesgo de retinopatía diabética; un 43 por ciento del riesgo de amputaciones de extremidades; y un 21 por ciento del riesgo de mortalidad.
Se puede decir que “la cirugía ha vencido a la insulina”, algo impensable hace unos años pero que se demuestra al ver a pacientes que entre los 15 días y los tres meses dejan de usar la insulina, “aunque hay en pacientes que no vemos la curación hasta los seis meses, pero sí vemos los resultados\” porque se observa cómo van dejando la insulina.
“El paciente no esta curado hasta que deja de pincharse insulina”, advierte, aunque, como experto, señala que aquí hay discrepancias con otros médicos, ya que su opinión sobre la curación es que “el sustrato de diabetes no se cambia”.
➡¿EN QUÉ CONSISTE LA CIRUGÍA DE LA DIABETES?
El objetivo de la operación es conseguir una modificación en la actuación de las hormonas digestivas que lesionan el páncreas y como consecuencia, producen la diabetes. Para ello se realiza una operación que actúa sobre la zona del tubo digestivo donde intervienen todas las hormonas que inducen el metabolismo de la insulina.
Esto se consigue desviando los alimentos para que no pasen por el estómago, duodeno-páncreas y primera parte del intestino delgado. Los alimentos dan un salto desde la entrada del estómago a la segunda parte del intestino, por eso recibe el nombre de ‘by-pass’, y cura o corrige las alteraciones metabólicas.
“Se trata de una cirugía metabólica porque hay que tener en cuenta que la diabetes va unida al colesterol, la hipertensión, los trigliceridos altos, etc, lo que se reconoce como enfermedad metabolica. Curamos todo eso”, señala.
Hace 20 años este especialista, dedicado al estudio y control de la obesidad, recuerda que ésta técnica surgió tras ver que los pacientes que eran obesos y diabéticos tras pasar por cirugía se les curaba la diabetes, pero no en el mismo porcentaje en todas las operaciones.

En el Perú desde hace muchos años venimos realizando 2 tipos de intervenciones para mejorar en gran medida la diabetes y cambiarles la vida a nuestros pacientes uno es el #bypassgastrico y el otro es la #mangagastrica con resultados espectaculares.
#cirugiadelaobesidad #cirugiabariatrica #cirugialaparoscopica #cirugiaparadiabeticos #cancergastrico #sudorenlasmanos #centrooncologico #clinicasanmarcos #bandagastrica #bypassgastrointestinal #mangagastrica #cancerdecolon #imc #sobrepeso #obesidadmorbida
➡OBESIDAD CIRUGÍA BARIÁTRICA Y LAPAROSCÓPICA
➡Dr. Luis Campana Olazábal
☎99970.5733 / 97755.6436 Fijo: 424-0864
✉lucho.campana@gmail.com
➡Jr. Huaraz 1425 (Espalda del Hospital del Niño), LIMA 5, LIMA, PERÚ
➡http://obesidad-cirugiabariatrica.com.pe/


descarga.jpg

Muchos de nuestros pacientes potenciales para pérdida de peso expresan su interés así sea en empezar o bien en expandir su familia tras la cirugía. Hay múltiples recomendaciones respecto al instante del embarazo planeado tras la cirugía de pérdida de peso que se fundamentan en una entendimiento teorética de lo que pasa tras la operación.

Muchos de nuestros pacientes potenciales para pérdida de peso expresan su interés así sea en empezar o bien en expandir su familia tras la cirugía. Hay múltiples recomendaciones respecto al instante del embarazo planeado tras la cirugía de pérdida de peso que se fundamentan en una entendimiento teorética de lo que sucede tras la operación.

Muchos cirujanos sugieren que las pacientes aguardan entre uno y un par de años tras la cirugía de bypass gástrico para quedar embarazadas. Las creencias son menos claras sobre la planificación del embarazo tras las operaciones de manga gástrica y de banda gástrica. En nuestra consulta, se prefiere que las pacientes aguarden un par de años completos ya antes de quedar embarazadas, con independencia de si decide someterse al bypass gástrico laparoscópico, la manga o bien la banda gástrica. El cuerpo padece muchos cambios fisiológicos respecto a los niveles hormonales, niveles de azúcar y con respecto a la necesidad de medicamentos. Hay asimismo unos número de cambios sicológicos que se generan con la consecución de una nueva imagen anatómico, como otros inconvenientes potenciales y fuentes de agobio.

Nuestro equipo discutirá este tema con cada paciente potencial en edad fértil cuando comience el proceso y nos aproximemos a la data de la cirugía. Animamos a los pacientes a hacer preguntas sobre el embarazo a fin de que puedan tomar una resolución bien informada tempranamente en el momento de meditar en su pertinencia para la cirugía de pérdida de peso.

DEBE EVITARSE EL EMBARAZO HASTA DOS AÑOS DESPUÉS DE LA CIRUGÍA BARIÁTRICA

El perder peso tras la cirugía bariátrica habitualmente tiene un impacto positivo sobre la fecundidad femenina y la función sexual en mujeres en edad reproductiva. No obstante, es esencial para la salud de la madre y del pequeño que las mujeres que han sido sometidas a procedimientos bariátricos no se queden embarazadas al menos un par de años tras la cirugía. Al paso que las mujeres obesas tienen un mayor peligro de dificultades a lo largo del embarazo como la diabetes gestacional, preeclampsia, hipertensión inducida por el embarazo, incremento de peso materno y el parto por cesárea, los resultados del embarazo tras procedimientos bariátricos normalmente se han mejorado mucho, mas solo en los que haya tiempo preciso para una restauración postoperatoria de el perder peso conveniente, ya antes de quedar encinta.

Si bien ciertas mujeres han sufrido embarazos saludables a lo largo del periodo de los un par de años postoperatorios, los estudios señalan que los embarazos que ocurren en ese tiempo tienen más probabilidades de acabar en aborto involuntario y asimismo pueden estar asociados con un mayor peligro de una pluralidad de inconvenientes, incluyendo el parto prematuro, defectos de nacimiento y dificultades quirúrgicas.

¿POR QUÉ EXISTE UN AUMENTO DE LOS RIESGOS ASOCIADOS CON EL EMBARAZO POSTOPERATORIO TEMPRANO?

Los procedimientos bariátricos facilitan el perder peso a través de la limitación de la ingesta de comestibles y / o bien la minoración de la capacidad del cuerpo para absorber nutrientes y calorías. Los procedimientos como la banda gástrica o bien la gastrectomía en manga dismuyen el volumen del estómago, siendo clasificados como procesos restrictivos, al paso que los procedimientos que dan sitio a la reducción funcional de la intestinos pequeños son clasificados como malabsortivos. Múltiples procedimientos, entre ellos el bypass gástrico Roux-en-Y, incluyen componentes restrictivos y malabsortivos. Tras la cirugía, se requieren cambios significativos en el modo de vida con la intención de respaldar la restauración quirúrgica, asistir a el perder peso y sostener el estado nutricional del paciente, con la necesidad de una suplementación continua de multivitaminas y hierro.

LAS NÁUSEAS Y VÓMITOS SON NORMALES DURANTE EL EMBARAZO, PERO PUEDEN SUGERIR UN PROBLEMA DESPUÉS DE LA CIRUGÍA BARIÁTRICA

Si bien es parcialmente extraño, son posibles dificultades tras la cirugía bariátrica , y existe el riesgo de que los primeros síntomas como dolor abdominal inespecífico, las náuseas y los vómitos puedan pasar inadvertidos si ocurren a lo largo del embarazo, instante en el que estos síntomas son parcialmente comunes. Las dificultades quirúrgicas representan un grave peligro para la madre y el bebé en estos casos y ha habido múltiples informes en la literatura médica de muertes maternas y neonatales que se generan a resultas de dificultades bariátricas a lo largo del embarazo .

LA CIRUGÍA BARIÁTRICA PROPORCIONA UN MARCO DE TIEMPO LIMITADO PARA LLEGAR A SU NUEVO OBJETIVO. USTED NECESITA SER LA PERSONA MÁS IMPORTANTE DURANTE ESTE TIEMPO

La resolución de alterar sus intestinos de manera permanente con la intención de conseguir una pérdida de peso perdurable es una resolución personal. Personal en un caso así implica que es su resolución. Este es su tiempo para tomar el control de su salud, adoptar hábitos alimentarios y un modo de vida positivo para bajar de peso y habitualmente lograr librarse de las comorbilidades relacionadas con la obesidad, como la hipertensión, la diabetes y el asma.

Usted precisa asegurarse de tiene tiempo en su horario para hacer ejercicio, leer las etiquetas de los comestibles, preparar el alimento de una forma sana y, esencialmente, para meditar acerca de sí. El perder peso se genera muy de forma rápida tras la cirugía bariátrica y después se ralentiza. Es preciso emplear este periodo de veloz pérdida de peso como un catalizador, un trampolín, un procedimiento de refuerzo positivo, de tal modo que pueda efectuar los otros cambios positivos precisos para un resultado triunfante.

Para resumir, es preciso un periodo de tiempoperíodo de tiempo en su vida en el que sea la persona más esencial. Preocuparse por el embrión en desarrollo y el futuro de la vida de su hijo potencial complica este período sensiblemente. Por favor, discuta sus preocupaciones con su cirujano y su obstetra.


739c2822-490a-4572-ad95-8885072b29c0_large.jpg

Definición

La obesidad mórbida es hoy día la primordial preocupación de salud pública en el planeta, en donde por vez primera el número de personas con sobrepeso ha superado a los anémicos. Solo en E.U. más de seis millones de individuos presentan esta enfermedad crónica. En nuestro país, hoy día, el treinta y tres por ciento de los pequeños en edad preescolar presentan este inconveniente y conforme proyecciones del Instituto de Alimentación y Tecnología de los Comestibles (INTA) si se sostiene el presente comportamiento alimenticio, 6 de cada diez chilenos van a ser obesos o bien van a estar con sobrepeso cara el dos mil diez, superando los 9 millones de personas.

La mayoría de la morbilidad y mortalidad observada en estos pacientes se debe a co-morbilidad como Hipertensión, Dislipidemia, Diabetes Mellitus II, Artritis y inconvenientes articulares, Reflujo Gastroesofágico, Apnea Obstructiva, Depresión y baja autoestima.

El tratamiento médico incluye modificación de la conducta, de la dieta y el empleo de fármacos, mas tiene un limitado éxito terapéutico en un largo plazo. Por otro lado, el tratamiento Quirúrgico de la obesidad mórbida se ha establecido, en adultos, como un tratamiento seguro y eficiente, con mejora en un largo plazo de las nosologías asociadas.

En pequeños, todavía existe polémica sobre las reales indicaciones de los procedimientos quirúrgicos en el tratamiento de la obesidad mórbida.

¿En que consisten los procedimientos quirúrgicos para el tratamiento de la obesidad?

La Cirugía Bariátrica o bien Cirugía del sobrepeso se basa eminentemente en 2 principios para fomentar la perdida de peso.

1. Procedimientos de limitación gástrica (Restrictivos) entre los que el más empleado y admitido hoy en día en la banda gástrica.

La banda gástrica consiste en una banda graduable de silicona que se instala en el tercio superior del estómago, dividiéndolo en dos partes, en reloj de arena. El estómago superior queda limitado a un volumen de en torno a veinte ml lo que limita y controla la cantidad de comestible ingerido, difiere el proceso de vaciamineto gástrico y determina el perder peso.

2. Procedimientos restrictivos asociados a malabsortivos: El más difundido y extensamente empleado es el que se conoce como By-pass gástrico.

El By-Pass Gástrico es una técnica en la que se divide el estómago dejando funcionales quince a treinta ml, los que se conectan de manera directa al intestino delgado, usando un asa de yeyuno disfuncionalizada en Y de Roux de sesenta a ciento veinte cm, de esta forma, en dependencia de las peculiaridades del paciente, de esta forma, el comestible pasa de manera directa al intestino, “bypaseando” segmento de este, con lo que reduce la absorción.

¿En pequeños y adolescentes es conveniente efectuar esta clase de cirugía?

Existe comunicaciones que apuntan que ciertos adolescentes obesos se favorecerían con cirugía.

Sugerman el año dos mil tres presentó su serie de treinta y tres pacientes, veintiocho con by-pass gástrico, edades entre doce y dieciocho años, en los que consigue geniales resultados con mínima morbilidad y en donde solo quince por ciento (5/33) recobraron su peso entre los cinco y diez años artículo-operatorios.

Por otro lado, K. Dolan comunica exactamente el mismo año su serie de diecisiete pacientes entre doce y diecinueve años operados con banda gástrica. 13 de los diecisiete (setenta y seis por ciento ) perdieron por lo menos el cincuenta por ciento de su peso en un seguimiento de doce a cuarenta y seis meses.

¿Cuál es la edad mínima para efectuar esta cirugía y que género de operación es mejor para la edad pediátrica?

En la literatura no hay notificaciones de cirugía bariátrica en menores de once años. Resulta bastante difícil meditar en establecer una mala absorción en un pequeño que se halla en desarrollo, con lo que normalmente hay acuerdo que estos procedimientos deberían efectuarse en pequeños que hubieran completado su desarrollo óseo, o bien por lo menos un noventa por ciento de este.

Técnicas solo restrictivas, como la banda gástrica resultan atractivas para la edad pediátrica, por ser menos beligerante, graduable y cien por ciento reversible.

¿Es una cirugía peligrosa?, ¿Qué rol tiene la cirugía Laparoscópica?

La cirugía bariátrica es una cirugía compleja, no exenta de peligros, con lo que se requiere participen cirujanos entrenados.

La cirugía laparoscópica ha disminuido ciertas dificultades más usuales de la cirugía abierta como la obstrucción intestinal y los inconvenientes de herida operatoria, además de esto es la técnica ideal para la instalación de la banda gástrica con lo que de manera segura, su rol en pediatría va a ir en incremento.


test-de-diabetes1.png

El bypass gástrico cura totalmente el 80-90 por ciento de las diabetes tipo 2 incluso antes de que el paciente reciba el alta.

Los cambios metabólicos que produce el puenteo de una parte del estómago “son tan potentes” que el perfil glucémico mejora mucho y muy rápidamente en estos pacientes, según las investigaciones de Gema Frühbeck, consultora del Departamento de Endocrinología y Nutrición y directora del Laboratorio de Investigaciones Metabólicas de la Clínica Universitaria de Navarra (CUN).

En los casos en los que la diabetes no se cura por completo, las necesidades farmacológicas de antidiabéticos orales o insulina disminuyen. Estos resultados hacen plantearse que el tratamiento de elección para los diabéticos tipo 2 con obesidad asociada pudiera ser el bypass gástrico, una opción “para la que todavía existe cierta reticencia”, ha matizado Frühbeck en el marco de las jornadas Obesidad: Un enfoque multidisciplinario, celebradas en la sede de la Fundación Mutua Madrileña, en Madrid.

El rápido efecto de esta cirugía bariátrica sobre el metabolismo hidrocarbonado es independiente del tiempo de evolución de la diabetes y del tipo de tratamiento que sigan.

El resto de tipos de cirugías de obesidad también mejoran el perfil glucémico, pero no de forma tan rápida y llamativa, sino más bien como consecuencia de la pérdida de peso.

Leptina y grelina
Para esta investigadora, que ha centrado sus trabajos en la hormona grelina, fue el descubrimiento de la leptina lo que amplió el foco de atención de la evolución de la cirugía bariátrica, añadiéndole elementos neuroendocrinos.

Además de los efectos del bypass gástrico sobre la insulina, Frühbeck ha descubierto que cada tipo de intervención bariátrica produce cambios hormonales distintos, “que dependen de la parte del tracto gastrointestinal que se excluya”. Así, mientras que las técnicas derivativas no afectan a la grelina, el bypass, que excluye una parte importante del fundus gástrico, disminuye las concentraciones de grelina, reduciendo con ello el efecto orexígeno inherente a esta hormona.

“El paciente es el que mejor elige la cirugía que le irá bien”
Kelvin Higa lleva más de quince años dedicado a la cirugía de la obesidad en la Universidad de California en San Francisco (UCSF) en la localidad de Fresno. Desde 1998 realiza el procedimiento por laparoscopia y su equipo ya reúne una experiencia de 5.000 casos por esta vía, ya sea de bandas gástricas, de bypass o de técnicas mixtas.

Higa, que ha participado en las jornadas Obesidad: un enfoque multidisciplinar, en Madrid, es partidario de que sea el paciente el que decida cuál es el tipo de intervención que prefiere.”Ellos son los que mejor se conocen. Por tanto, el mejor procedimiento es el que paciente elige con toda la información en su mano y con el consejo del cirujano”.La decisión “no debe basarse únicamente en la seguridad del procedimiento”, sino en la forma de vida que llevan y hasta qué punto están dispuestos a modificarla.

300 millones de personas

La diabetes tipo 2 es la enfermedad que más aumenta actualmente en el mundo. Está asociada al modo de vida occidental y, a diferencia de la diabetes tipo 1, se manifiesta en la edad adulta. Actualmente se estima que 150 millones de personas en todo el mundo sufren este trastorno, que se asocia a la obesidad en más de la mitad de los casos, y se estima que esta cifra aumentará de forma significativa en los próximos años.

Es una enfermedad progresiva y sin cura, que necesita un control continuo y se beneficia tanto de un diagnóstico precoz como de herramientas como una nutrición adecuada y el ejercicio físico. Si avanza la enfermedad el paciente tendrá que empezar a tomar insulina. El duodeno, objeto principal en la cirugía bariátrica para la diabetes, se extiende desde el píloro del estómago al yeyuno, segunda porción del intestino delgado. Recibe la bilis de la vesícula biliar, a través del conducto biliar común, y el jugo panc


cirugiabariatrica-dieta.jpg

El cambio no solo es la operación de cirugía bariátrica en sí, el cambio también es en la alimentación después de esta. Después de su cirugía usted necesitará realizar cambios en sus patrones alimenticios porque sino todos los esfuerzos hechos serán en vano. Su cirujano y nutricionista le ayudarán con este proceso. Es muy importante que siga sus recomendaciones e instrucciones inmediatamente después de la operación. La cirugía estás diseñada para restringir sólidos, no líquidos, así que los líquidos que beba no lo harán sentirse satisfecho. Tampoco debe tomar líquidos durante o inmediatamente después de la comida, pues colará el alimento como con un chorro de agua a través de la bolsa gástrica y por lo tanto no conseguirá una sensación prolongada de saciedad, lo cual le ayuda a comer menos; sin embargo, permanecer hidratado y beber mucha agua durante el día es muy importante. Usted necesitará aprender a comer y masticar lentamente.

Uno de los cambios más comentados por los pacientes bariátricos es acerca del concepto de desperdiciar los alimentos. Después de cirugía sus ojos y mente todavía trabajan la misma manera que hicieron antes. Sin embargo, debido a la nueva bolsa del estómago, usted se sentirá satisfecho con mucho menos. Es necesario que usted preste atención a las señales de saciedad de su cuerpo y no a sus ojos que aun ven el alimento en el plato.

Se recomienda que usted coma solamente tres comidas pequeñas al día. La fuente primaria de su nutrición debe ser proteína. 70 a 75% de todas las calorías consumidas deben ser a base de proteínas (huevo, pescado, carne, etc.) Los carbohidratos (pan, papas, etc.) deben incluyen solamente del 10 a 20%, y las grasas (mantequilla, queso, etc.) solamente 5 a 15% de las calorías que usted come. Su dieta debe consistir en 600 a 800 calorías y debe consumir 75 gramos de proteína diaria durante los primeros 6 meses. Las bebidas de proteínas pueden ayudarle a satisfacer sus requisitos proteicos. Hay varias a elegir, escoja sin embargo las bajas en calorías y azúcar.

Usted necesitará tomar buenas decisiones alimenticias y aprender a evitar los alimentos problema, tales como altos en fibra y grasa, y alimentos secos, puesto éstos son más difíciles de digerir para su reservorio del estómago. Las opciones nutritivas incluyen fruta y verduras, proteína magra, un poco de pan y cereal, y algunos productos lácteos.

Evite los alimentos que contienen azúcar; los alimentos que tienen una fuente concentración de calorías con poco valor alimenticio, tales como malteadas, miel, mermeladas y pasteles, se deben evitar tanto cuanto sea posible. ¡No sólo retrasarán su pérdida de peso, sino pueden enfermarlo! El azúcar puede causar el síndrome de vaciamiento rápido (dumping) en pacientes que han recibido el bypass gástrico.

Tips de nutrición después de una cirugía bariátrica:

Como norma general TODOS LOS PACIENTES deben llevar a cabo estas pautas dietéticas:

1. Realice al menos 4-5 ingestas de comida al día:

2. Tome líquidos fuera de las comidas.

3. No se acueste hasta 3 horas mínimo, de haber tenido la última comida.

4. Si algún alimento le sienta mal, piense en hacerles seguimiento y restringir estos en su nueva dieta

5. Tome el calcio necesario en la dieta.

6. Tomar fruta necesaria que aportaá antioxidantes, vitaminas y agua a su organismo.

7. Puede tener estreñimiento, esto es por la falta de fibras en la dieta, balancear este aspecto y además tener un acondicionarse físicamente más seguido.


6A5986C1-8C36-48E0-A86A-A7E477D4C8EE.jpg__680__460__CROPz0x680y4601.jpeg

Concepto

Después de su cirugía usted necesitará realizar cambios en sus patrones alimenticios. Nuestra coordinadora bariátrica, su cirujano y nutrióloga le ayudarán con este proceso. Es muy importante que siga sus recomendaciones e instrucciones inmediatamente después de la operación.

El tamaño de su reservorio gástrico es aproximadamente de 1 onza o una a dos cucharas soperas. Su capacidad inicial será algo limitada, tenga paciencia. Podrá darse cuenta que 2 o 3 cucharadas de comida lo llenarán. Esto es de esperarse. También encontrará que puede comer más de un tipo de alimento que otro. Eso también es normal. Al pasar algún tiempo su bolsa gástrica se estirará; aproximadamente seis meses después de la cirugía podrá aceptar de 8 onzas a 1 taza. A largo plazo, el tamaño de su reservorio podrá llenarse con 8 a 12 onzas o 1 a 1½ tazas. Así pues, la cantidad de alimento que puede podrá consumir a la vez, es limitada.

La cirugía estás diseñada para restringir sólidos, no líquidos, así que los líquidos que beba no lo harán sentirse satisfecho. Tampoco debe tomar líquidos durante o inmediatamente después de la comida, pues colará el alimento como con un chorro de agua a través de la bolsa gástrica y por lo tanto no conseguirá una sensación prolongada de saciedad, lo cual le ayuda a comer menos; sin embargo, permanecer hidratado y beber mucha agua durante el día es muy importante. Usted necesitará aprender a comer y masticar lentamente.

Dieta para bajar de peso después de la cirugía 

Cantidad y selección de los alimentos

Se recomienda que usted coma solamente tres comidas pequeñas al día. La fuente primaria de su nutrición debe ser proteína. 70 a 75% de todas las calorías consumidas deben ser a base de proteínas (huevo, pescado, carne, etc.) Los carbohidratos (pan, papas, etc.) deben incluyen solamente del 10 a 20%, y las grasas (mantequilla, queso, etc.) solamente 5 a 15% de las calorías que usted come. Su dieta debe consistir en 600 a 800 calorías y debe consumir 75 gramos de proteína diaria durante los primeros 6 meses. Las bebidas de proteínas pueden ayudarle a satisfacer sus requisitos proteicos. Hay varias a elegir, escoja sin embargo las bajas en calorías y azúcar.

Usted precisará tomar buenas resoluciones alimentarias y aprender a eludir los comestibles inconveniente, como altos en fibra y grasa, y comestibles secos, puesto estos son más bastante difíciles de digerir para su reservorio del estómago. Las opciones nutritivas incluyen fruta y verduras, proteína magra, un tanto de pan y cereal, y ciertos productos lácteos.

Evite los comestibles que poseen azúcar; los comestibles que tienen una fuente concentración de calorías con poco valor alimentario, como malteadas, miel, mermeladas y pasteles, se deben eludir tanto cuanto resulte posible. ¡No solo retrasarán su pérdida de peso, sino más bien pueden enfermarlo! El azúcar puede ocasionar el síndrome de vaciamiento veloz (dumping) en pacientes que han recibido el bypass gástrico.


obesidad-1200x800.jpg

Peligros y beneficios del bypass gástrico en la tercera edad
Conforme a una investigación comparativo entre pacientes jóvenes y de edad avanzada que fueron sometidos a un bypass gástrico, los resultados no cambian en dependencia de la edad. O sea, los pacientes mayores pierden tanto peso como los pacientes jóvenes, y tras la cirugía, enfermedades como la diabetes presentan una remisión en pacientes de los 2 rangos de edad.

La cirugía bariátrica es segura para adultos mayores

El tener edad avanzada no acrecienta el peligro de la cirugía bariátrica, ni empeora el resultado.

Este resultado es ofrecido por la Sociedad Americana de Cirugía Metabólica y Bariátrica. Además de esto el perder peso en pacientes mayores no acrecienta el peligro de dificultades, como no lo hace en los jóvenes.

Los pacientes mayores presentan más dificultades pulmonares y cardíacas mas menos incidentes de sangrado y inconvenientes con la sanación de la herida que los pacientes jóvenes. Las tasas de re admisión en el centro de salud y de mortalidad fueron afines tanto en jóvenes como en adultos mayores.

El doctor Willkomm apunta que “a pesar de las dificultades de salud que se tengan debido a la obesidad, la edad no significa un aumento en el peligro de posibles dificultades blog post operatorias.” Además de esto comenta que el perder peso es afín en los dos conjuntos a los doce y veinticuatro meses tras la cirugía.

El resultado de los estudios muestra que la cirugía para bajar de peso es segura así como eficaz en los pacientes mayores de sesenta y cinco años. Existen todavía preocupaciones sobre los peligros de la mortalidad debido a la cirugía bariátrica en adultos mayores con obesidad. No obstante, no existen datos significativos que justifiquen esta preocupación.

Para conocer los peligros y beneficios de aspirantes a cirugía mayores contra aspirantes jóvenes, los estudiosos examinaron los expedientes de todos y cada uno de los pacientes que se sometieron a cirugía de bypass gástrico en Baylor del dos mil cinco al dos mil ocho.

De mil cuatrocientos setenta y cuatro pacientes que se efectuaron esta cirugía, cien tenían sesenta y cinco años o bien más.

El promedio de edad en los pacientes mayores era de sesenta y ocho, y con promedio de índice de masa anatómico ya antes de la cirugía de cuarenta y cinco.

Las mujeres representaron el setenta y cinco por ciento de los pacientes de edad avanzada.

El promedio de IMC y la edad fueron afines en los mil trescientos setenta y cuatro pacientes menores de sesenta y cinco años.

Las dificultades médicas ya antes de la intervención en adultos mayores incluyeron apnea del sueño en más del cuarenta por ciento , diabetes en más del sesenta por ciento y también hipertensión en un ochenta por ciento .

Los pacientes jóvenes tuvieron una pre-valencia del treinta por ciento de apnea del sueño y diabetes y de cincuenta y cinco a sesenta por ciento de hipertensión.

El tiempo de la cirugía y el tiempo que pasaron en el centro de salud fue afín en los dos conjuntos, como las tasas de re-admisión.

Las dificultades artículo operatorias fueron bajas en los 2 conjuntos.

El promedio de peso perdido a los 12 meses fue de setenta y cinco por ciento y de ochenta y tres por ciento a los veinticuatro meses en adultos mayores, al paso que los jóvenes tuvieron un promedio de pérdida de peso de setenta y ocho por ciento en las un par de ocasiones.

Con respecto a la diabetes, en los adultos mayores hubo una remisión del sesenta y tres por ciento , al tiempo que en los jóvenes fue de sesenta y nueve por ciento .

La hipertensión se controló en un veintitrés por ciento de los pacientes mayores y en jóvenes en un cuarenta y cinco por ciento .


bariatrica1-1200x600.jpg

Restauración de la cirugía bariátrica

El tiempo promedio de estancia en el centro de salud es de un par de días para la cirugía bariátrica laparoscópica y de 3 a 5 días más o menos para la cirugía de bypass gástrico abierta. El tiempo de restauración es más o menos de 2 a 6 semanas, conforme el género de operación, su condición y el género de trabajo que efectúa, entre otros muchos factores.

Consideraciones postoperatorias para la cirugía para la obesidad

El tiempo de sanación y el éxito en un largo plazo tras la cirugía de bypass gástrico depende en buena medida de sus hábitos de dieta y ejercicios. Tras la cirugía bariátrica, el cumplimiento de las pautas del cirujano respecto al acondicionamiento físico y la alimentación reducirá el peligro de dificultades y va a aumentar las posibilidades de que quede satisfecho con el resultado.

Dieta

He de estar presto a hacer cambios radicales en su dieta tras someterse a una cirugía bariátrica. El estómago se reducirá a un tamaño mucho menor y, como resultado, la cantidad de comestible que puede comer es limitadísima. A fin de asegurar una buena alimentación y salud, asimismo debe prestar mucha atención al género de comestible que ingiere. Algunos comestibles que eran bien tolerados ya antes de la cirugía pueden ocasionar malestar más tarde. Discutir su dieta con un dietista tanto ya antes como tras la cirugía bariátrica puede prepararlo para hacer elecciones saludables y también informadas con relación a los comestibles.

Ejercicio

El ejercicio juega un rol esencial tras la cirugía bariátrica. Los pacientes ingieren muchas menos calorías justo después de la cirugía, lo que en ocasiones hace que el organismo reaccione tal y como si estuviese famélico. En la busca de más energía, el organismo puede empezar a abrasar músculo en lugar de grasa. Para eludir esto, es esencial empezar a ejercitarse con regularidad tan pronto como resulte posible. Esto altera el metabolismo de forma que el organismo empieza a abrasar grasa en vez de músculo. El ejercicio asimismo ayuda a los pacientes a bajar de peso en forma más veloz.

Apoyo progresivo

Unirse a un conjunto de apoyo es de las mejores cosas que puede hacer un paciente tras la cirugía bariátrica. La cirugía bariátrica requiere muchos cambios en el modo de vida y la conducta, y los pacientes en general precisan el apoyo de sus familiares, amigos y profesionales del cuidado de la salud para asistirlos a pasar por los instantes bastante difíciles.

Converse sobre el tratamiento con un cirujano bariátrico cerca de donde vive

Si está considerando una cirugía de bypass gástrico o de manga gástrica, es esencial que entienda de qué forma sus hábitos de dieta y ejercicios cambiarán tanto ya antes como tras la cirugía bariátrica. El único modo de diseñar un plan de cirugía para la obesidad conveniente es charlar con el cirujano personalmente.


6A5986C1-8C36-48E0-A86A-A7E477D4C8EE.jpg__680__460__CROPz0x680y4601.jpeg

La resolución de someterse a cirugía bariátrica afectará su modo de vida a lo largo de los años venideros. Cuando decide someterse a la cirugía de bypass gástrico, debe alterar su régimen de ejercicios y dieta, tanto ya antes como tras la cirugía bariátrica. Esta página da más información sobre las preparaciones pre y posquirúrgicas que va a deber tomar en consideración para el tratamiento de cirugía bariátrica.

Preparación preoperatoria para la cirugía bariátrica

Ya antes de someterse a cualquier clase de cirugía bariátrica, es esencial que los pacientes prosigan estrictamente las indicaciones del médico y se notifiquen sobre los peligros y las ventajas potenciales del procedimiento. Prosiga estos consejos a fin de prepararse mentalmente para la cirugía para la obesidad:
Entienda el procedimiento quirúrgico y lo que debe aguardar más tarde.
Converse con personas que se hayan sometido a la cirugía para la obesidad.
Empiece a redactar un diario sobre su experiencia.

Haga que su familia le escriba una carta de apoyo.

Todos y cada uno de los pacientes deben conseguir asesoramiento prequirúrgico ya antes de someterse a una cirugía para la obesidad. Este asesoramiento lo va a ayudar a entender mejor que la cirugía bariátrica es solo parte de un abordaje multidisciplinario para bajar de peso. De ninguna forma debe considerarse a esta cirugía como una “solución rápida”. En vez de ello, los pacientes sometidos a la cirugía de bypass gástrico van a deber efectuar cambios para toda la vida en sus hábitos de dieta y ejercicios a fin de asegurar un resultado perdurable tras la cirugía bariátrica.

Terapia conductual

Una evaluación sicológica meticulosa es una parte esencial de la preparación quirúrgica de todo paciente que se someterá a una cirugía para la obesidad. Tras haber conversado con un médico sobre la posibilidad de la cirugía bariátrica, se reunirá con un sicólogo conductista capacitado en asesoramiento para los pacientes bariátricos. La evaluación incluirá sus antecedentes sociales, personales y siquiátricos.
Aparte de preguntarle los motivos de su deseo de someterse a la cirugía de bypass gástrico, el sicólogo conductista asimismo determinará si está listo para alterar su dieta y plan de ejercicios ya antes y tras la cirugía bariátrica. Los pacientes con la tasa más elevada de éxito en un largo plazo son aquéllos que cuentan con un sólido sistema de apoyo de sus familiares y amigos que están prestos a asistirlos tanto física como emotivamente.
Ciertas afecciones físicas y sicológicas pueden reducir la posibilidad de éxito de la cirugía bariátrica. Estas afecciones incluyen:
abuso de drogas o bien alcohol; depresión no diagnosticada y no tratada; esquizofrenia o bien otros trastornos de la personalidad.
La evaluación de un psicólogo conductista puede sacar a la luz estas afecciones. Así se deja a los médicos que las traten y le den mejores ocasiones de éxito tras la cirugía bariátrica.

Preparación física para la cirugía para la obesidad

Ya antes de la cirugía bariátrica se debe cumplir con un régimen meticuloso de ejercicios y dieta a fin de asegurar que su organismo esté listo tanto para la cirugía para los cambios radicales que padecerá en los meses siguientes al tratamiento.

Terapia de alimentación médica

Los aspirantes a la cirugía para la obesidad deben asistir con regularidad a un nutricionista matriculado con el objeto de determinar las necesidades dietéticas tanto ya antes como tras la cirugía bariátrica. Las necesidades caloríficas y nutritivas deben determinarse basándonos en los antecedentes médicos, el peso actual, las preferencias alimenticias y la frecuencia de las comidas. Entonces, los planes personalizados de comidas se pueden amoldar a los hábitos alimentarios, el modo de vida, el presupuesto y las necesidades nutritivas de cada paciente.

Terapia de actividades y acondicionamiento físico

El desarrollo de un plan personalizado de ejercicios y actividad física es uno de los pasos más esenciales de la preparación para la cirugía bariátrica. Este plan de ejercicios debe empezar con bastante antelación y debe reanudarse tan pronto como resulte posible tras la cirugía bariátrica. Todavía un pequeño incremento en el ejercicio puede progresar la flexibilidad, el rango de movimiento y el equilibrio de un paciente, como asimismo reducir las posibilidades de lesión y dolor.
Todo plan nuevo de acondicionamiento físico y dieta debe iniciar mucho tiempo ya antes de la cirugía bariátrica y ha de estar estrictamente supervisado por el médico. El médico dará al paciente una serie de pautas, que probablemente incluyan las siguientes:
Tome por lo menos sesenta y cuatro onzas (dos litros) de agua al día.
Deje de fumar al menos ocho semanas ya antes de la cirugía para la obesidad.
Suspenda el consumo de bebidas con cafeína.
Tome un complejo multivitamínico todos y cada uno de los días, salvo que sea alérgico o bien que el médico le recomiende no hacerlo.
Lleve un diario de comestibles detallado.
Haga por lo menos 3 comidas cada día y evite los bocadillos entre comidas. De momento, no se preocupe por las calorías, concéntrese en la conducta.
Empiece un programa de travesía de ser posible.
Tome nota de sus sentimientos todos y cada uno de los días para recordarse sobre su compromiso de iniciar un modo de vida nuevo y más saludable.
Asista a conjuntos de apoyo para pacientes que estén considerando la cirugía de bypass gástrico o bien otra cirugía para la obesidad.
Prosiga las indicaciones del médico respecto a los fármacos que pueda estar tomando para supervisar otras afecciones médicas.

El día de la cirugía

Por término medio, la cirugía para la obesidad lleva más o menos dos horas y se efectúa bajo anestesia general. Cuando es posible, la mayor parte de los cirujanos bariátricos usan la laparoscopía, un procedimiento por el que se introduce una pequeña cámara de vídeo en el abdomen del paciente. A través del laparoscopio, el cirujano puede visualizar el procedimiento en un monitor de vídeo separado. La cámara deja a los médicos efectuar una cirugía bariátrica ligerísimamente invasiva que emplea solo una pequeña incisión abdominal. En comparación con técnicas más invasivas, la laparoscopía tiene menos dificultades y los pacientes pueden reanudar el trabajo y otras actividades más de forma rápida. Asimismo hay un menor peligro de infección y ciertos estudios recientes han probado que los pacientes sienten menos dolor tras la cirugía bariátrica laparoscópica.


Hombre-corriendo.jpg

Aprender que perder peso no se trata de contar las calorías, sino más bien de crear el entorno hormonal conveniente en tu cuerpo que conduzca a perder peso. En tanto que el agobio y cuestiones sensibles pueden ocasionar un entorno hormonal desfavorable, el caso ha de ser tratado desde una perspectiva cuerpo-psique. Precisamos tomar un procedimiento holístico que vea nuestra vida psicológica y sensible, tanto de qué forma, qué y en qué momento comemos.

En un periodo de un año y medio se podría perder 110 kilos sin hacer dietas.

Estas son las llaves para la gran  transformación:

UNO Dejé de hacer dietas y empecé a alimentar mi cuerpo
Aprender a través de investigaciones que mi cuerpo estaba crónicamente hambriento de determinados nutrientes claves, como los ácidos grasos omega-tres, comida viva y proteínas de alta calidad. Me aseguré de darme nutrientes de alta calidad lo más posible. Si deseaba comida morralla como dulces, chips o bien pizza, los comía cuando deseaba sin dudar. Ocasionalmente perdí el gusto por toda el alimento morralla mientras que mi cuerpo aprendió a preferir el alimento de alta calidad en alimentación.

DOS Curé mi digestión
Descubrir que una de las razones por las que tenía tanta deficiencia de nutrientes era por el hecho de que mis procesos digestibles eran deficientes, con lo que no podía ciertamente extraer los nutrientes de el alimento que consumía. Los inconvenientes de la digestión asimismo pueden ocasionar inflamación y las hormonas inflamatorias hacen que nuestro cuerpo se ponga en alarma y mantenga la grasa. Empecé a comer muchos comestibles fermentados, tomando asimismo probióticos y enzimas digestibles para normalizar mi digestión.

TRES Empecé a utilizar técnicas de cuerpo- psique para reducir el agobio
Como la apnea de sueño, el agobio causa niveles elevados de cortisol y hormonas inflamatorias. Estas hormonas conducen a antojos incesantes y ponen al cuerpo en un estado progresivo de almacenaje de grasas. Bastante gente no se da cuenta de lo esencial que es aprender a reducir el agobio. Empecé a pensar y a visualizar cada mañana, lo que resultó exageradamente efectivo para reducir el agobio.

CUATRO Me creé una vida considerablemente más sostenible
Asimismo reducir mis gastos, me cambié a una casa más asequible y empecé a cultivar ciertos de mis comestibles. Mi vida se sintió considerablemente más sostenible y me sentí más apacible y más apoyado. Me encantaba saber que en cualquier instante que sintiese apetito podía salir al jardín trasero y comer algo fresco y lleno de vitalidad. Las hormonas de agobio ya no corrían por mi cuerpo, ocasionando estragos y transformando a mi cuerpo en una máquina almacenadora de grasas.

CINCO Desintoxiqué mi cuerpo
Tras haber perdido unos ochenta y dos kilogramos empecé a investigar mucho sobre toxinas y de qué forma el cuerpo procesa y lidia con los químicos tóxicos. Resulta que el cuerpo usa células de grasa para guardar el exceso de toxinas. Me di cuenta que los últimos dieciocho kg demás que mi cuerpo estaba manteniendo era pues era un albergue para amontonar toxinas. Empezar a vivir lo que llamo “un modo de vida desintoxicante”.

Tomando un procedimiento de cuerpo-psique que alimenta al cuerpo y reduce los niveles de agobio físicos, mentales y sensibles que ocasionan el incremento de peso es la forma más sensible y sostenible de perder peso. Ahora he trabajado con decenas y decenas de miles y miles de personas en sesenta países enseñándoles este procedimiento y estamos consiguiendo resultados pasmosos.

Gente que ha pasado toda la vida en el vaivén de los regímenes ahora han perdido el peso  veinte, cincuenta y hasta cien kg, sin hacer dietas mas siguiendo esta fórmula de forma precisa.


Cirugía de la Obesidad Cirugía Bariátrica

Visítenos en Jr. Huaraz N° 1425 - Breña - Lima 5 (Espalda del Hospital del Niño)
(01)424-0675 / (01)330-3065 /(01)330-2328
Telefax: (0511)424-0684
Cel: (0511)9970-5733 (0511)977556436
www.obesidad-cirugiabariatrica.com.pe
Email: lucho.campana@gmail.com

Últimos artículos

Cirugía de la Obesidad y Cirugía Bariátrica del Dr. Luis Campana Olazábal - Todos los Derechos Reservados 2017